17 ene. 2011

"Desayuno abundante" caida de un mito

"Desayuno abundante" caida de un mito
Hoy leo una noticia que me queda perplejo “el mito del desayuno abundante” por lo que he podido leer en varios artículos que se han hecho eco de un estudio del centro de medicina nutricional Else-Krner-Fresenius de Alemania dirigidos por Volker Schusdziarra con la participación de 400 personas de las cuales casi 300 eran obesas y el resto tenían un peso normal unas desayunaban abundantemente otras tomaban un desayuno normal y otras no desayunaban después de analizar su registros de ingesta de calorías a lo largo del día llegan a la conclusión de los que toman un desayuno abundante y no controlan el consumo de calorías en las sucesivas comidas no conseguian adelgazar.

Ahora veamos lo que dice el Profesor Julián Álvarez García, Miembro del Consejo Asesor Mundial de Nutrición de Herbalife. Especialista en Nutrición Deportiva.
Un desayuno variado y equilibrado ha de tener una fuente importante de vitaminas y minerales además de los carbohidratos preferentemente integrales para una absorción más lenta y proteína basica para la recuperación de la celulas.
Un desayuno equilibrado te va aporta múltiples beneficios:

El desayuno mejora tu estado nutritivo.
El desayuno logra reducir la ingesta de grasas a lo largo del día y minimiza el picar entre comidas.
El desayuno aumenta su rendimiento físico e intelectual: cuando no  tomas desayuno pones en marcha una serie de mecanismos para mantener el índice de azúcar en la sangre a niveles aceptables, que afectan negativamente tu rendimiento
El reposo nocturno esconde una gran actividad metabólica.
Por lo tanto, el desayuno tiene que ser algo más que un aporte de energía, tiene que ser tan completo como las demás comidas del día. Y esto significa un aporte de proteínas, fibra, vitaminas y otros micronutrientes en las cantidades apropiadas y de las fuentes más saludables y en los formatos más fácilmente digeribles.
Recuerda que el desayuno debe contener proteina, carbohidratos a poder ser de absorción lenta y una pequeña cantidad de grasa preferible alta en omega 3 y con la mayor cantidad posible de micronutrientes.