3 jun. 2009

CALCIO Y NUTRICIÓN

El calcio se encuentra en el organismo humano en 99% en forma de sales inorgánicas que forman los huesos y dentadura y es elemento más abundante del organismo.
Solamente entre un 10 y un 40% del calcio que aporta la dieta es absorbido por el intestino delgado el resto es eliminado por el sudor, la orina o las heces, existiendo varios factores que contribuyen a la mayor o menor absorción del calcio.
calcioEntre los factores que favorecen su absorción son:
La vitamina D
La lactosa (Azúcar que abunda en la leche) y la glucosa
Las proteínas
Triglicéridos de cadena media
Entre los factores que disminuyen su absorción están:
Los fosfatos, fitatos y oxalatos. Los fitatos abundante en los cereales, forman con el calcio sales insolubles.
La fibra contenida en la dieta puede arrastrar el calcio y eliminarlo en las heces
Un medio alcalino, el calcio y el fósforo forman fosfato de calcio, insoluble y no absorbible.
Los procesos en los cuales el calcio tiene una participación son:
La activación de enzimas
La formación de los huesos
La coagulación de la sangre
La contracción muscular
La transmisión de los impulsos nerviosos
la aportación de calcio en la dieta debe estar comprendida entre 800mg para los niños y 1200mg de calcio para una mujer embarazada o en lactación.
Si no aportamos suficiente calcio en la dieta para cubrir las necesidades de nuestro organismo este puede recurrir a tomarlo de los huesos y poner en una situación comprometida nuestro sistema óseo.
Si la ingesta de calcio es excesiva puede formar cálculos renales, calcificar los tejidos blandos y provocar una calcificación excesiva de los huesos y puede interferir en la absorción del hierro y el zinc...
El aporte de calcio fósforo tiene que estar en una relación ideal de 1 a 1 pero una relación de 1 a 0,7 puede considerarse aceptable.
Son alimentos ricos en calcio los productos lácteos (leche, yogurt, queso) aunque también el calcio se encuentra en alimentos vegetales, con hoja verde oscura, como el col, brócoli, nabo fresco, así como sardinas, almejas, y salmón. La soya o soja es rica en calcio y se absorbe de manera similar a la leche.